Claudia Pascual: “La derecha no puede estar más de un período”




Se nota tranquila. Un poco alejada de la exposición mediática, pero con varios proyectos a cuestas, la ex ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, aceptó conversar con RevistaOpinión.cl para abordar diversos temas de mujeres, política y actualidad,  justo en días ajetreados tras la marcha por el Aborto Libre, que terminó con tres mujeres apuñaladas en Santiago.

“Me llama profundamente la atención no haber escuchado de parte del gobierno palabras ni de condena, ni de investigación, ni de ir en la búsqueda de los responsables”, comentó la encargada de la Comisión de Nacional de Género del Partido Comunista y quien fuera designada como la primera titular de la cartera de Mujer y Equidad de Género desde su creación en el gobierno de Michelle Bachelet en 2015.

¿En qué se encuentra hoy en día?

Estoy retomando mis responsabilidades en el Partido Comunista, soy miembro de la Comisión Política, de su Comité Central, y voy a estar trabajando como responsable también de un área vinculada a género, mujeres y diversidad sexual dentro del partido, y por supuesto también en el ámbito de las relaciones políticas del propio partido.

Además, tratando de hacer un aporte también por la vía de una corporación sin fines de lucro que se está formando, Cambio Social, donde queremos ahí hacer un espacio de trabajo para poder hacer desde el ámbito plural conversación, debate inter colectivos políticos, inter colectividades sociales, que en general pudiéramos estar ahí conversando.

La última semana fue noticiosa para el movimiento feminista, por la marcha por el aborto libre y las tres mujeres que fueron apuñaladas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Lo primero que a mí me parece importante es poder plantear en el ámbito de las demandas, que la ciudadanía y por supuesto el movimiento de mujeres y feministas tienen toda la libertad de plantear todas las demandas, pero me gustaría también que pudiera defender con mayor fuerza la implementación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, digo esto porque efectivamente la ley tiene apenas nueve meses desde que está promulgada, no hemos visto con mucha fuerza al gobierno tratando de implementarla, al contrario, entonces creo que ahí hay temáticas que nosotras deberíamos seguir trabajando.

Y en segundo lugar creo que las movilizaciones están demostrando que hay una necesidad de debate, independiente de cómo las chilenas y los chilenos resuelvan ese debate en la agenda pública, y cómo se resuelve también en el caso de que alguien lo lleve a una iniciativa legislativa, pero creo que es importante poder debatir.

En tercer lugar me parece realmente preocupante, absolutamente condenable la situación que ocurre de ataque hacia mujeres participantes de la manifestación, de la movilización y de la marcha pacífica que se había convocado. Cualquier chileno o chilena puede no compartir una demanda, puede no compartir una temática que un segmento de la población esté pidiendo,  pero lo que no puede ser es que alguien se siente con el derecho de ir a atacar a otro, en este caso a otras, que tienen una opinión distinta.

Y digo esto porque hubo una clara reivindicación por parte de algunas personas vía redes sociales de haberse ido a manifestar en contra, y por lo tanto una provocación tratando de cortar la marcha aquí cerca de Santa Lucía por la vía de barricadas, luego el ataque a las mujeres con cuchillas, y de nuevo un espacio donde se estaba haciendo otra barricada, entonces creo que ese es un tema tremendamente condenable, no nos ayuda como país generar un enfrentamiento por esa vía. Y me llama profundamente la atención no haber escuchado de parte del gobierno palabras ni de condena, ni de investigación, ni de ir en la búsqueda de los responsables. Tenemos tres mujeres que recibieron ataque con cuchillo, hay una de ellas que ha hecho una declaración pública, el día viernes se ha hecho una presentación de solicitud de investigación en tribunales, etc., y por lo tanto llama la atención que no haya un respaldo, pareciera que al gobierno no le importa si es que las manifestaciones ahora van a tener enfrentamientos entre partidarios y no partidarios de una demanda.

¿A su juicio fue tardía la reacción del gobierno?

Sí, yo hubiese esperado efectivamente algo más inmediato, con mayor energía.

¿Qué le parece la Agenda Pro Mujer impulsada por el gobierno?

Creo que todavía estamos a la espera de la concreción de los doce puntos que se han anunciado. Yo espero, de verdad, y lo digo no con ánimo de desconfianza, sino precisamente por lo que hemos visto, que las propuestas que se hacen, tengan una concreción, que vayan a la profundidad de cada uno de los puntos que causan lo que hay que resolver.

Quiero manifestar mi preocupación sobre alguno de los anuncios que se hicieron, donde ya se transmiten cosas que por lo menos nosotros, que yo no comparto de ninguna forma, por ejemplo suplir la discriminación que sufren las mujeres, en particulares la mujeres en edad reproductiva, en los programas de las Isapres por la vía de subirle las primas a las mujeres en edad no reproductiva y a los hombres en general, me parece que eso es promover, efectivamente un espacio en el cual la co-responsabilidad sólo es entre sujetos, en este caso entre hombres y mujeres, y no dar cuenta de que tenemos un problema con las Isapres, que tienen tremendas utilidades, que no les vamos a provocar ningún daño con una rebaja solo a las mujeres en esta materia, y que la rebaja en este caso para la no discriminación, no es partir de que a otro se le suba, sino partir de una concepción de co-responsabilidad social, de lo que tiene que ver con la reproducción de los seres humanos.

Otro de los anuncios que tiene complicaciones es decir: “vamos a promover más participación de las mujeres en el mercado laboral, a partir del teletrabajo y el trabajo a domicilio”. Yo creo que seguir promoviendo la participación de las mujeres con horarios part-time, con reproducción en el domicilio de roles tradicionales y sin co-responsabilidad entre hombres, mujeres, empresas y el conjunto de la familia y la sociedad, nuevamente hace que las mujeres nos incorporemos desde un punto de vista precarizado, porque en Chile flexibilidad muchas veces es igual a precariedad, entonces es precarizada nuestra incorporación al mundo del trabajo fuera del hogar, y en ese sentido es preocupante que ya se diga que es desde ese punto de vista.

Por otro lado, también me parece que el resto de los asuntos que están ahí, que nadie dice que no se necesitan, estamos esperando ver cómo se concretan, cómo se traducen algunos en medidas legislativas, cuáles son los contenidos de esos proyectos, cuáles son las medidas administrativas y sus contenidos, entonces yo estoy todavía a la espera de la concreción de eso anuncios.

Finalmente en el ámbito más general con respecto a estos 12 anuncios, llama profundamente la atención que no haya una mirada más profunda e integral a demandas, no sólo de las mujeres, sino que de una concepción de género en nuestro país. La palabra género está omitida en los 12 anuncios, la única vez que se nombró género fue para nombrar el ministerio, nada más, y por lo tanto no nos hacemos cargo de la real diversidad de mujeres que habitan nuestro país, entonces, las mujeres indígenas, las mujeres lesbianas, las mujeres trans, las mujeres campesinas, las mujeres con y sin trabajo, las mujeres que son madres, las que no son madres, las mujeres jóvenes, adultas, adultas mayores, etc., en fin creo que ahí hay una serie de omisiones, por eso estamos todavía, insisto, a la espera de cómo se concretan esos anuncios.

¿Cómo ve el rol de la oposición?

Tenemos un papel que jugar como oposición. Somos muchas las fuerzas políticas y sociales, no solo partidos que queremos una sociedad más justa, con alternativas en términos a modelo de desarrollo, económico, salud, educación, pensiones que sean realmente justos y en ese sentido, que promuevan el derecho.

Somos muchos y muchas los que podemos aportar, partidos, movimientos sociales para que podamos tener un espacio de conversación muy amplio. Es indudable que  hay diversidad de identidades, objetivos que cada uno tenga, pero como país nos merecemos un espacio de conversación respetando las diferencias en temáticas, que nos haga seguir avanzando como país y recuperar espíritu de un trabajo colectivo.

Tenemos que encontrar los espacios para conversar. Conversar en algunos casos con los que no se tienen confianza para establecerlas. Solo el conocernos, debatir, hace ir generando espacios de confianza. Hace falta conversar desde la unidad y la voluntad en base al entorno en el que queremos conversar, respecto a temas y propuestas.

¿Por qué aún no se puede unir toda la oposición?

La oposición no juega sola en este escenario. Hay una actuación del gobierno y sectores que no quieren  y no quisieron que Chile fuera transformándose a través de las cosas que hicimos en el gobierno de la Presidenta Bachelet, y que por supuesto faltan cosas por hacer, no creo que la senda transformadora haya terminado.

Acá hay un gobierno que opera para desintegrar, para tratar que no se una la oposición. Hay un gobierno que opera denostando cada vez más, y sus propios sectores de derecha están en ese juego de decir que todos los políticos son iguales.

¿Qué rol tomará el Partido Comunista como oposición?

Yo espero que nosotros como partido podamos hacer lo que en general hemos intentado hacer durante toda nuestra trayectoria política, tenemos 106 años, no somos nada de jóvenes en ese sentido, y hemos buscado siempre en todo momento generar los espacios de unidad, de conversación, que nos permitan tener unidad desde la diversidad. En cuanto a las formas de esa unidad, los espacios, si son convergencias más programáticas, o conversaciones solamente electorales, cuánto de esto va a durar más tiempo o menos tiempo, eso creo que es una tarea que de conjunto la tendremos que resolver, con todas las fuerzas políticas y sociales que se consideran de oposición hoy día frente a este gobierno.

Yo soy una convencida, de verdad, de que el gobierno de la derecha en nuestro país no puede estar más de un período de tiempo, y para eso voy a poner toda mi voluntad, tal cual como sé que mi partido lo va a hacer, para tratar de confluir en esos diálogos que nos permitan, insisto, desde de la diversidad más amplia, poder generar el mejor espacio posible de conversación, de propuestas, de coincidencia y por ende tratar de converger  todos con una propuesta de país que nos permita avanzar, no por nosotros, sino por el conjunto de los chilenos y las chilenas.

Finalmente, ¿Se ve como candidata a parlamentaria en 2021?

Yo nunca he entendido el ejercicio de mi militancia política viéndome en algo en un futuro cercano, vivo el aquí y el ahora, en general creo mucho en los proyectos colectivos, y por lo tanto no tengo una visión personal respecto de lo que puede estar haciendo yo el 2021. Lo que sí le puedo decir, es que estoy con toda la voluntad del mundo para poder ser parte de estas conversaciones que nos permitan de verdad proponer, entre las distintas fuerzas sociales y políticas, espacios en común y sobre todo ideas que nos permitan seguir transformando Chile.

Síguenos