Del Parque Forestal, la Plaza de la Dignidad y el nuevo Pacto Social




No se si estarán de acuerdo conmigo pero creo que hay dos razones de fondo y gatillantes del conflicto social que vivimos  actualmente:

Primero, la enorme desigualdad social, la asimetría entre bajos ingresos y altos costos de servicios básicos privatizados; segundo, un sistema jurídico-político que legitima esta desigualdad, la normaliza y, por tanto, la perpetúa. Esto produce una movilización general muy heterogénea y sin dirección única: algunos protestan por las pensiones, por la salud, la educación,el agua, las discriminaciones de género, por la violencia contra el pueblo Mapuche, entre otros.

Pensando y analizando, después de dos meses desde el estallido, agregaría el mal manejo de la crisis por parte del gobierno que pretende resolver todo solo a través del orden público  al responder a las manifestaciones con un discurso y accionar criminalizador , por ejemplo, con más de 1.000 carabineros el viernes 20 de diciembre en la Plaza de la Diginidad con el fin de impedir  que nos reunamos a debatir, bailar , cantar, sentarnos en el suelo, vender pañuelos, arepas, agua y de un “cuanto hay” que muestra la diversidad que somos y como nos expresamos. La resolución es política.

Por otra parte y desde la “vereda del frente” están las y los que van con piedras, escudos improvisados, raquetas para pelotear la bomba, aperados como si fuera Chernobyl, quienes reciben palos, agua con químicos, lacrimógenas en la cabeza a destajo en una asimetría de fuerza y poder impresionante. El gobierno se puso a la defensiva y ofreció a las y los manifestantes una causa común que antes no tenían: responder ante la represión del Estado.

De verdad la rebaja a las y los adultos mayores en el transporte público partirá a fines del 1° semestres del 2020? Hoy más que nunca necesitamos un espacio de diálogo con resoluciones concretas , comunicación clara y didáctica de cómo va a  resolver este conflicto desde el rol que le compete al gobierno para descomprimir  y dar cauce al malestar expresado tomando la iniciativa y estructurando políticamente una respuesta viable por lo que esperar hasta fines del primer semestre es una BURLA y demuestra el nivel de desafección con las demandas de la ciudadanía.

Las conversaciones de los viernes son un termómetro y en el Parque Forestal (a la sombrita y antes de que llegue la fuerza policial a caballo) salen estos temas : 2 horas para llegar a la pega, 150 lucas de jubilación de mi mamá,  compro fideos y salsa o los “remedios”, 4 horas de espera en la Posta 3 y  mi abuela se murió ahí en el pasillo, Gustavo Gatica y sus ojos perdidos,  Xaviera Rojas y la violencia de género con  62 femicidios en este 2019, Las tesis y “Un violador en tu camino”.

Como va a finalizar este estallido? Depende sin duda del gobierno, de las acciones del legislativo, que escuchen atentamente, dialoguen  y concreticen conversaciones con sentido de URGENCIA y ahí estoy convencida de que las mujeres tenemos un rol : hacer que las cosas pasen, que las conversaciones avancen, contribuir a que lleguemos a acuerdos como pasó hace unos días con la paridad para la Convención Constituyente donde hombres y mujeres podremos escribir un nuevo pacto social  en la nueva Constitución.

Cuanto tiempo más? Hasta que la dignidad , la igualdad,  la equidad, la eliminacion de todo tipo de violencia hacia las NNA y mujeres, la supremacía de los hombres sobre la mujeres , eso que se llama Patriarcado, deje de ser un imperante en la cultura. Hasta que las mujeres estemos de verdad en los espacios de toma de decisiones ,  hasta que a esta “generación de aguante” que nos ha tocado ser se  nos reconozca en todos los planos de la convivencia pública y privada.

Por ahora seguimos agitando las banderas lila,  los pañuelos verdes y rojos junto a conversaciones con sentido de URGENCIA.

Síguenos