Detener a malos empleadores con cero subsidios




Ley: “STOP Bad Employers by Zeroing Out Subsidies” (Detener a malos empleadores con cero subsidios) del Senador Bernie Sanders (EE.UU) desnuda la economía global y el empobrecimiento de millones de trabajadores y trabajadoras.

Patrocinado por el senador Bernie Sanders y el Demócrata de la Cámara de California Ro Khanna, el proyecto de ley -si se leen las mayúsculas- significa “detener a BEZOS”.

Esta nueva legislación presentada en septiembre del año pasado puede ser catalogada como extrema por algunos y atentatoria de la libertad empresarial que tantos defienden; así lo hicieron muchos medios de comunicación en Estados Unidos que la criticaron fuertemente en un inicio. Sin embargo esta legislación evidenció y desnudó la gran cantidad de compañías globales -que como Amazon- pagan un salario tan bajo a sus trabajadores que éstos se ven obligados a recurrir a toda la gama de subsidios sociales para poder sobrevivir mínimamente con cupones de alimentos, viviendas públicas, salud, etc. Jeff Bezos, dueño de Amazon, representa más de 160 mil millones de dólares y, según un estudio, gana el salario medio de un empleado de Amazon cada nueve segundos. Si se toma el valor neto en acciones, Bezos gana alrededor de US $270 millones al día.

El proyecto de Ley plantea que si la empresa intenta pagarle a sus trabajadores con subsidios de Gobierno simulando que se trata de su salario, tal como hace Amazon, entonces tendrán que desembolsar un impuesto adicional equivalente al beneficio disfrazado.

En opinión de Senador Bernie Sanders “a pesar del bajo desempleo, terminamos teniendo decenas de millones de estadounidenses trabajando con salarios que son tan bajos que no pueden cuidar adecuadamente a sus familias”.

Esta Ley va directo a compañías como Disney, Walmart, Burger King y obviamente a Amazon. Estas empresas que son las más grandes y exitosas usan un modelo de negocio que involucra a miles de trabajadores que ganan salarios de subsistencia. Este modelo no funciona sin la activa participación de los gobiernos y parlamentos de todo el mundo. Amazon vale un billón de dólares pero miles de sus trabajadores tienen que depender de cupones de alimentos, asistencia sanitaria y viviendas públicas para sobrevivir. Así es como se ve y funciona una economía manipulada al servicio de los grandes multimillonarios.

Muchos pensarán que esta situación se puede abordar de distintas maneras, como subir el salario mínimo, protecciones más efectivas para los trabajadores que intentan sindicalizarse, legislación anti monopolios. Este proyecto ha hecho un gran aporte al visualizar este drama de millones de trabajadores en todo el mundo y tiene un gran simbolismo no solo en EEUU, deja claro que se debe terminar con el mecanismo de uso de las políticas sociales para enriquecer aún más a los multimillonarios.

Producto de la presión directa a Jeff Bezos y el debate público en torno al proyecto de Ley, en octubre del año pasado Amazon.com Inc. a través de su presidente anunció públicamente  mediante un tweet que subiría el salario mínimo a 15 dólares por hora a sus empleados de Estados Unidos. Felicitados públicamente por el senador Bernie Sanders, este pidió que más compañías imitaran a Amazon.

La precariedad en que se desempeñan miles de trabajadores y trabajadoras de nuestro país debería direccionar la gestión política y legislativa a la priorización de una adecuada protección y a una más eficiente fiscalización del cumplimiento de la legislación laboral, no sólo en multinacionales como Walmart o similares sino también en otras áreas productivas de nuestro país.

Síguenos