El Karma de Joaquín… vencido por una mujer médica




Como dicen en el campo, caballo pillado, caballo ganado. Pareciera ser el eterno karma del siempre (no) candidato presidencial Joaquín Lavín,… estando en el escenario óptimo, cuando los adversarios están en el suelo, el no candidato corre y corre con mucha ventaja y de repente como por arte de magia, aparece una mujer… una mujer médica que no tiene pretensiones presidenciales, que tiene credibilidad y que no está todo el día en la tele haciendo gala de solucionador(a) de problemas, una mujer con empatía de verdad y reconocida por la gente.

Así le pasó cuando Michelle Bachelet irrumpió por primera vez, arriba de un tanque, y que luego se reflejó en las encuestas y en la esperanza de chilenos y chilenas hace ya casi 15 años, y hoy lo hace Izkia Siches haciendo temblar al zar de las comunicaciones, con un estilo firme, directo y responsable, cuando en marzo llamaba a bajar las protestas por el peligro de contagio de un virus que paralizaba países al otro lado del atlántico, ella si estaba preparada y hoy las encuestas así lo demuestran.

No estoy proclamando ninguna candidatura presidencial, entre otras cosas porque la persona aludida no tiene la edad para postular a la presidencia de la República y tampoco le desearía esa responsabilidad una vez que termine la urgencia de la pandemia.

A poco más de tres meses de la llegada del virus a Chile hemos visto y vivido el actuar de quienes dirigen el país, con una tendencia al show, donde casi debiéramos agradecerle a dios, o a quien uno quiera agradecerle, de que ellos son nuestros gobernantes, mucha acción y pésimos resultados, 3 meses de escuchar que estábamos preparados desde enero para no ser como Italia, y ahora estamos a mediados de Junio y nos encantaría ser Italia, las acciones tomadas y el manejo de las cifras dista mucho de un país preparado, modelo de como hacer las cosas.

Hay autoridades políticas que han mostrado audacia y decisión para enfrentar la pandemia pero lamentablemente sin atribuciones ni recursos suficientes para proteger a las personas que habitan en las comunas que ellos dirigen, lejos de los grandes anuncios con acciones concretas y con mucho compromiso por las personas, y ellos también son reconocidos en las diferentes encuestas y gozan de valoración positiva.

Al parecer el secreto está en enfocarse en las personas y no solo en la economía. Secreto que Izkia Siches y algunos alcaldes y alcaldesas conocen, pero que este gobierno y el alcalde Lavín no. Filósofos, cientistas políticos y científicos, lo han dicho, esta pandemia se combate con solidaridad, compartiendo información, abriendo las fronteras para aquellos que puedan exportar o importar experiencia, con preocupación de verdad por la gente y no como una postura, o una genialidad comunicacional. Esto es lo que tiene a Joaquín pillado.

Síguenos