El valor de la infancia en tiempos de crisis




¿Cuánto se valora en Chile a los niños, niñas y adolescentes? dado los acontecimientos del último año, con los casos de connotación pública que se han dado a conocer, como el de Ámbar Cornejo, asesinada brutalmente por la pareja de la madre y por la propia madre, el de Sebastián Zamora quién fue lanzado al río Mapocho por un carabinero o el joven de 16 años que recibió un disparo en su columna, ocasionando la imposibilidad de volver a caminar. Son sasos que han remecido a Chile pero no al sistema. Seguimos impresionándonos, pero sin cambios en las estructuras.

Los niños y niñas durante esta pandemia han sido invisibilizados, escasas acciones se han desarrollado para enfrentar esta crisis. Seguimos actuando desde el adulto centrismo.

Me preocupa cómo perdemos vidas a tan corta edad y de formas tan violentas, donde la justicia directa o indirectamente afecta el derecho a la vida. El sistema judicial libera a violadores y homicidas que cuentan con antecedentes de graves delitos contra jóvenes y niños/as. Lo que devela que las decisiones tomadas, por la justicia chilena, considera estos delitos como de menor importancia.

¿Cuántos jóvenes han perdido su visión en el estallido social y han experimentado el uso de la fuerza policial? ¿Cuántos niños y niñas no han tenido acceso a sus clases por no contar con un computador o internet? ¿Cuántos estarán sufriendo maltrato en sus hogares, con sus familias sin contención ni espacios protectores durante el día que les permita vivir en paz?.

El informe de la situación de niños, niñas y adolescentes en contexto de emergencia y crisis social, de la Defensoría de la Niñez (enero 2020), señala que ha aumentado el ingreso de casos, desde octubre 2019 a enero 2020, de un promedio de 51 a 602 casos, lo que significa un incremento del 541%. De éstos un 18% sufrió lesiones de bala o perdigón y un 53% corresponde a lesiones físicas o de otro tipo. La gravedad de lo expuesto es que es el mismo Estado  quien vulnera gravemente los derechos de los NNA, específicamente carabineros en un 90%  de las denuncias.

Es necesario destacar, que un 30% de los afectados (465 NNA), no se encontraban en marchas o manifestaciones sino en actividades cotidianas, lo que demuestra el nivel de vulnerabilidad y fragilidad proteccional en la que se encuentran.

¿Chile cuida a sus NNA? ¿en qué acciones concretas se refleja la protección y valoración de la vida de éstos? La crisis social y sanitaria ha dejado en claro la inconsistencia del Estado en cuanto la valoración de la infancia. Los hechos observados, solo en el último año lo demuestran.

Los derechos humanos de la niñez han sido violados durante este tiempo de crisis. Así también, queda de manifiesto la ausencia de instituciones de la sociedad civil que participen en la protección, desde un punto de vista más protagónico, no solo como ejecutores de programas.

Los medios de comunicación no abordan el problema, por tanto, no existe en la palestra pública. Al contrario nuestros niños, niñas y adolescentes, han sufrido por ejercer su derecho a la libre expresión, de ser oídos y exigir una mejor educación.

Chile no valora a sus niños, niñas y  adolescentes y puede ser tarde cuando el Estado logre coherencia entre el discurso y la acción.

“No es posible que la humanidad permita estos hechos. No hay palabras ética para este agravio moral..” (Aguayo, C 2020)

 

Síguenos