Francisco Vidal: “Mi problema no es la candidatura a Gobernador, sino como quedó la ley”




“Como soy bien directo, no hay términos medios conmigo. La gente me respeta y me escucha o me descalifica”, esa frase del exministro vocero de gobierno, Francisco Vidal, define su relación con la ciudadanía, justo en días en los que ha estado en la palestra ante una eventual aventura por la Gobernación de la Región Metropolitana.

Al iniciar el diálogo con Revista Opinión, como es su costumbre, y tras una concurrida charla de “Seguridad Ciudadana”, enciende un cigarrillo y comienza con un sinfín de historias, pasando desde su presente como columnista, panelista de varias emisoras radiales y su rol de vicepresidente del PPD, rol en el que se siente bastante “satisfecho”.

Septiembre es un mes especial ¿Qué le genera?

Una gran paradoja. Es el mes en el que llega la primavera, el optimismo crece, mejora el clima, pero está cruzado con la tragedia del 11 de septiembre de 1973 que todavía marca mucho al país. Existen mil personas detenidas desaparecidas sin que su familia las encuentre.

En algunas encuestas aparece como uno de los mejores posicionados para convertirse en una de las cartas para Gobernador de la Región Metropolitana.

Ese es un dato de una encuesta pública. Ahora bien, mi problema no es la candidatura, sino es como quedó la ley. Quedó horrorosa. Un ejemplo: Si eventualmente soy electo Gobernador, con un millón de votos que son los que necesitaría y hoy en día hay una emergencia, como puede ser un corte de agua o luz, me tendría que quedar en la casa. Esto debido a que el que asume esa emergencia es el delegado presidencial. El Gobernador no se hace cargo si hay o no hay marcha en la Alameda, no controla los seremis y tiene un presupuesto para las 52 comunas de la RM inferior al de Las Condes.

¿Entonces no es atractivo convertirse en Gobernador?

No es responsable. Puede ser atractivo ya que tienes escolta, auto y con dos motos adelante. Vas a las embajadas, a todos los canapés y desfiles. Pero en mi caso, que ya viví eso, vengo de vuelta.

¿Se siente respaldado por las personas?

Como soy bien directo, no hay términos medios conmigo. La gente me respeta y me escucha o me descalifica. No soy de los que quiere siempre quedar bien con todos.

En estos días se generó la Acusación Constitucional contra la Ministra Marcela Cubillos que unió a la oposición. En base a aquello ¿Es un buen momento de unidad de la oposición?

Todos los elementos que unan a la oposición valen. En el caso particular tenemos una ministra que es la guaripola de la contrarreforma educacional. El problema de la ministra Cubillos no es ella, es que tiene que aplicar leyes de las que no cree ninguna de las que hizo Michelle Bachelet.

¿Cómo vislumbra el proyecto de las 40 horas?

Creo que la vamos a ganar. Tiene un enorme respaldo ciudadano ya que toca la fibra de 8 millones de trabajadores en Chile. Pero claro, tenemos que superar la resistencia de los que van a ganar un poco menos.

¿Fue una dura derrota la Reforma Tributaria?

Eso lo vi mal. Esa Reforma tiene el corazón de la reforma. Y ese corazón, que es una contrarreforma, le devuelve 458 millones de dólares a 18 mil chilenos que son los más ricos. Es una vergüenza.

¿Cómo se toma que el PPD sea el partido más transparente?

Ese ha sido un esfuerzo particular de Heraldo Muñoz y toda la mesa. Nos gusta ser el mejor alumno en transparencia. No es que sea una choreza, es una obligación ya que el PPD funciona como los otros partidos con plata de todos los chilenos. Lo menos que se puede pedir es que funcione bien.

¿Cuál es el mayor error del Gobierno de Sebastián Piñera?

Ha tenido varios errores. Creo que la gente se da cuenta que defiende intereses de la minoría: 40 horas, Reforma Tributaria, Reforma de Pensiones. Pero finalmente no le pidamos peras al olmo, este es un gobierno de derecha.

Finalmente, ¿Qué le parecen las declaraciones de Jair Bolsonaro contra Michelle Bachelet?

Es un fascista. No puedo esperar otra cosa de un Bolsonaro que sabemos lo que opina de todos. Para mí no fue una sorpresa que atacara a la expresidenta y particularmente a su padre, que dicho sea de paso, no murió de un ataque al corazón, fue asesinado.

 

 

Síguenos