La redistribución de las unidades policiales, una oportunidad para la eficiencia




La condición de Santiago como ciudad capital y de las capitales regionales trae consigo múltiples dimensiones desde donde interpretarla. Sin duda un tema central es el que gira en torno a la seguridad, sea entendida está en clave vecinal, comercial o ciudadana expresada en los millones de transeúntes que la habitan a diario.

Una mirada correcta para abordar la dinámica respecto la prevención del delito en la región metropolitana, es partir por analizar las ubicaciones territoriales de las unidades policiales hoy operativas en la capital, ejercicio que debe ir acompañado de la debida contextualización temporal que dé cuenta del porqué de su accionar en el territorio

Para el caso de la comuna de Santiago, por ejemplo, la 1ª. Comisaría fue creada en noviembre del 1944, la 2da. Comisaría fue creada en noviembre 1972, la 3ra. fue creada en octubre de 1989, y la 4ta comisaria en abril de 1985. Entre 1940 y 1980, la comuna de Santiago tenía en promedio 95.000 habitantes. Hoy, con una población de 311.000 residentes, se ha expandido su radio y con ello la densidad poblacional, generando nuevos micro barrios y zonas vulnerables dentro de la comuna, además de y una población flotante que supera los dos millones de transeúntes diarios.

Si bien se han aumentado las dotaciones policiales de cada unidad, hoy la instalación de las comisarías en las capitales regionales amerita replantear su ubicación, esto considerando su locación y efectividad en su capacidad de respuesta, considerando la alta densidad poblacional que ha generado el crecimiento de capitales provinciales y regionales. Con esto daríamos solución a la ciudadanía, mejorando sustantivamente los tiempos de reacción y obtendríamos mayor control de los territorios aumentando la percepción de seguridad, generando de esta forma un mejor control sobre las externalidades negativas que se generan en los perímetros, donde la capacidad de reacción de Carabineros se ha visto disminuida.

Síguenos