Más mujeres en política




Las mujeres históricamente nos hemos visto en una situación de desventaja respecto de los hombres. Dichas diferencias se reflejan en las diversas esferas de nuestra sociedad. Mirando hacia atrás la participación de la mujer en política recién comienza en el año 1934, durante el gobierno del Presidente Alessandri, donde se le permitió por primera vez a la mujer votar en las elecciones municipales y no fue sino hasta el año 1949, es decir 15 años después, cuando por fin se igualo a la mujer en la vida política otorgando la posibilidad de votar en las elecciones presidenciales y parlamentarias de 1952, donde resulto electo Presidente Carlos Ibáñez del Campo[1].

Sin perjuicio del importante momento histórico es menester señalar que sólo votaron 29,7% [2]de las mujeres que se encontraban habilitadas para sufragar, cifra que aumento a un 47% en las elecciones de 1970. Durante los años siguientes se reconocieron derechos que permitieron a las mujeres ciertos atisbos de libertad. En el año 1989 se elevo la autonomía de la mujer considerándola legalmente capaz, hasta antes de esta fecha la mujer se consideraba relativamente incapaz.

Actualmente las brechas entre los hombres y las mujeres siguen existiendo y las podemos reconocer en las esfera económica, social y política. En cuanto a la categoría económica, en la mayor cantidad de las ocasiones las mujeres reciben una remuneración menor a la de los hombres, por la ejecución de la misma función.

La brecha salarial entre los hombres y las mujeres es gigante. Sin embargo, con el correr de los años podemos apreciar como esta ha ido disminuyendo[3], en el año 2010 la brecha se encontraba en un 24%, hasta el año 2018 la brecha disminuyo hasta el 21%[4] . Desde la esfera del mundo empresarial la brecha es gigantes, durante el año 2015 entre cargos gerenciales de grandes empresas[5] la brecha alcanzo un 74,4%[6]. En cuanto a la brecha en la toma de decisiones, desde el mundo político, podemos hacer dos apreciaciones, en cuanto a la cantidad de mujeres que hasta el año 2018, ocuparon y ocupan ministerios y respecto de las mujeres que ocuparon y actualmente ocupan cargos de elección popular. De un total de 24 ministerios en el año 2018, 16 fueron ocupados por hombres, mientras que solo 8 por mujeres, actualmente de los 24, 17 de ellos son ocupados por hombres y sólo 7 mujeres.  Respecto de los cargos de elección popular, me voy a referir a los diputados, en el año 2017 de un total de 155, sólo 35 fueron mujeres y respectos de las 345 alcaldías, en las elecciones del año 2016 sólo 41 son mujeres.

Hoy enfrentamos uno de los más grandes desafíos de los últimos años. Debemos hacer frente a los resultados de la crisis social y la pandemia, responsables de agudizar las grandes brechas sociales, laborales, salariales y digitales entre los hombres y las mujeres. El plebiscito que enfrentaremos el 25 de octubre, nos da la posibilidad en virtud de la ley 21.216 y 21.200, de incorporar a más mujeres en política, disminuyendo así la brecha y con la esperanza que en las elecciones que se vienen el próximo año, muchas mas mujeres ingresen al congreso.

[1]http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3article93508.html#:~:text=En%201934%20se%20aprob%C3%B3%20el,electo%20Carlos%20Ib%C3%A1%C3%B1ez%20de%20Campo.

[2]https://www.bcn.cl/historiapolitica/elecciones/detalle_eleccion?handle=10221.1/63027&periodo=1925-1973

[3] https://www.ine.cl/estadisticas/sociales/genero/indicadores-subcomision-de-estadisticas-de-genero

[4] Idem.                           

[5] 100.000,01 UF o más.

[6] https://www.ine.cl/estadisticas/sociales/genero/indicadores-subcomision-de-estadisticas-de-genero

Síguenos