Matías Asún: “Estamos a punto de necesitar dos planetas para vivir”




El cambio climático, agotamiento de recursos naturales a nivel planetario es un tema que luego de mucho tiempo preocupa a la ciudadanía. Sin embargo, en Greenpeace Chile hace varios años que están trabajando en el tema, educando y dando a conocer las implicancias de aquello.

Y para ahondar en este y otros temas, el director de Greenpeace Chile, Matías Asún, hizo un alto en su intensa agenda y poco antes de exponer el Congreso sobre un nuevo proyecto de protección a glaciares, conversó con Revista Opinión, enfatizando en la necesidad de educar mayormente en temas ambientales.

Asimismo, sostuvo que tras el cambio de gabinete en el Ministerio del Medio Ambiente, la gestión de la ahora exministra Marcela Cubillos dejó “muchas cosas en el tintero”, como dar un impulso “al proyecto de ley de biodiversidad y áreas protegidas”.

¿En qué se encuentra Greenpeace Chile?

Estamos trabajando en campañas globales y medioambientales como siempre. Estamos concentrados en detener la destrucción de los mares patagónicos, cuya principal amenaza, pero no la única, es la expansión de la industria salmonera que en Chile opera sin ningún estándar, contaminando la biodiversidad planetaria. Esta es nuestra principal campaña local. Adicionalmente estamos involucrados en otras actividades como en la educación en la contaminación por plásticos, los de un solo uso, la creación de un santuario antártico en el mar de Weddell, y en múltiples otras campañas.

¿Cuál fue su postura en el tema de la eliminación de las bolsas plásticas?

Participamos de la campaña para prohibir el uso de bolsas plásticas, fundamentalmente apuntando contra el mercado del retail para que dejasen de entregar las bolsas.

¿Cómo está afectando a Chile el cambio climático?

Chile es uno de los 10 países más afectados por catástrofes climáticas. Lo hemos visto por los incendios forestales, aluviones, deshielos en el sur de la Patagonia, la sequía y también con los episodios brutales en las mareas, lo que pone en riesgo el sistema la fragilidad de los ecosistemas oceánicos. Todos estamos viendo los impactos. El 95 por ciento de los glaciares en Chile están retrocediendo a una velocidad insólita, lo que es la expresión más manifiesta del cambio climático, lo que supone menos agua y menos equilibrio. El cambio climático no solo supone calentamiento global, sino los parámetros de cómo se desarrolla la vida.

¿Cómo es el tema del agotamiento de los recursos naturales?

Estamos a punto de necesitar dos planetas para vivir como estamos viviendo hoy en día. Estamos agotando mucho antes los recursos naturales que poseemos.

¿Cómo ven la situación en la Patagonia?

Uno de los principales problemas ambientales que tiene el país, sino el más importante, es justamente la enorme invasión de criadores de salmones en los mares patagónicos, fundamentalmente en la Región de Magallanes, que está más limpia y protegida. Cada planta es capaz de producir toneladas de estiércol y desechos orgánicos sin contar el plástico de las redes, cantidad de químicos y antibióticos con los que se alimentan, que son tremendamente tóxicos, contra los estándares sanitarios que ha impuesto la OMS. Todo esto degrada el medioambiente a una velocidad gigantesca, afectando la vida al fondo del mar, consumiendo el oxígeno, aumentando el fallecimiento de ballenas y grandes cetáceos.

¿Cómo ve el cambio de gabinete en el Ministerio de Medio Ambiente?

Hay que ver cuál será el foco que le pondrá la nueva ministra Carolina Schmidt. Ya dio una primera entrevista en relación a las prioridades, continuando la agenda legislativa que tenía la ex ministra Marcela Cubillos. Sin embargo, a excepción del proceso sobre las bolsas plásticas, faltando la discusión educativa, quedaron muchas cosas en el tintero, no se avanzó en un proyecto de ley decente de biodiversidad y áreas protegidas.

¿Cuál debería ser la prioridad del Ministerio del Medio Ambiente?

En términos generales, una reforma que establezca que el cuidado del medio ambiente sea prioritario en evaluaciones ambientales, es decir, mitigar adecuadamente.

Síguenos