Muerte por negligencia del Estado




“Winter in fire” es un documental estrenado por Netflix sobre la guerra civil ocurrida en Ucrania en el año 2013, y que a pesar de la globalización de las comunicaciones, poco nos enteramos de este acontecimiento que desencadenó en un alzamiento del pueblo en contra de la corrupción del presidente de turno Víktor Yanukóvich, cuando rechazó una promesa de campaña de asociación con la Unión Europea y en su lugar optó por establecer vínculos más estrechos con Rusia.

Este hecho abiertamente corrupto que beneficiaba sus intereses económicos por sobre los de su nación, fue el germen de una manifestación pacífica en la llamada Euro plaza, terminando, ante la negativa de las autoridades, en una verdadera guerra entre civiles y el estado, que en más de 40 días se vieron enfrentados, resultando más de 150 compatriotas muertos y el Presidente de la República renunciado y extraditado del país en medio de la noche.

Este documental grabado en tiempo real, que muestra en forma magistral en imágenes los grandes hitos de dicha revolución, y como el pueblo cansado de la indiferencia de las autoridades comienzan a alzarse, sensibiliza respecto al límite a tolerar de parte de los gobernados, cuando la corrupción y la indiferencia son dominantes en un Estado, combinación fatal, además de comunes en países también como Chile, donde por años hemos visto todo tipo de abusos legalizados, pero que hoy parecen llegar al límite con la contaminación desmedida y sin escrúpulos de las grandes empresas, que tienen a una comuna entera viviendo y muriendo por dicha contaminación, y lo que es peor, con la “vista gorda” en décadas de las autoridades, quienes han sacrificado a miles de familias de la localidad de Quintero.

Tanto en Ucrania como en Chile, la gente persigue lo mismo, vivir y criar a nuestros hijos, en un Estado que garantice salud, vivienda, educación y una vejez digna. Derechos que en este siglo en Chile parecen cada vez más lejanos y utópicos, y donde el riesgo de dejarse maltratar por las autoridades es sin duda alto, ya que hacen nacer el germen de la revolución que entre otras cosas pone en riesgo lo fundamental de toda sociedad, el estado de derecho.

La gente de Quintero llegó a su límite, y con organización y protesta pretenden solucionar lo que el estado ignoró por tanto tiempo, y con esto, dejaron ver que ya no se conformarán con promesas, y que están dispuestos a luchar y pasar a la historia como la primera comuna que como en Ucrania, llegaron al tope de su tolerancia.

Síguenos