Refundar Carabineros de Chile, por una nueva Policía para la Democracia!!




El 26 de noviembre de 2019 se efectuó en el Palacio de la Moneda la entrega del informe que elaboró Human Rights Watch sobre el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y ciudadanos por parte de Carabineros de Chile. Este informe fue entregado al propio Presidente de la Republica. Su encargado para las Américas José Miguel Vivanco planteo que existen centenares de graves denuncias por uso excesivo de la fuerza en las calles y abusos contra detenidos. ” Factores como el uso indiscriminado e indebido de armas y escopetas antidisturbios; los abusos contra personas detenidas mientras estaban a disposición de las autoridades y sistemas de control internos deficientes, facilitaron que se produjeran graves violaciones de los derechos de muchos chilenos. Es justamente por ello que las autoridades deben impulsar una reforma policial urgente.”

Este informe describe además las investigaciones que sigue la Fiscalía Nacional, siendo de importancia las investigaciones de 26 muertes, entre ellas el caso de un manifestante que murió luego de ser golpeado por Carabineros en la calle, tres personas que habrían recibido disparos letales con armas de fuego por militares y una persona que fue atropellada por un vehículo de infantería de Marina. También se está investigando la muerte de dos hombres bajo custodia de Carabineros que fueron informados como suicidios.

El INDH ha presentado 442 querellas en representación de las víctimas de abusos, 341 son por torturas y trato inhumano, 74 denuncias de abusos sexuales. La gravedad de la situación en la violación de Derechos Humanos debe poner en alerta para que la investigación y sanciones tengan la coherencia necesaria que permita hacer justicia a las víctimas.

Estos hechos extremadamente graves para Carabineros de Chile se agregan si hacemos un poco de memoria a la explosión de casos de corrupción interna que paulatinamente fueron hechos públicos. Compras con sobreprecio, sueldos con asignaciones indebidas, anomalías en la adquisición de vehículos, licitaciones dirigidas y fraudes en la construcción de cuarteles, son parte de la decena de informes graves de la Contraloría General de la Republica y de reportajes en la prensa. El robo de aproximadamente $ 8 mil millones demuestra la desidia total del Alto Mando de Carabineros que no protegió el patrimonio fiscal y violo la confianza del país con la institución.

El próximo Gobierno tendrá la responsabilidad de refundar Carabineros de Chile y crear una Policía moderna con total supervisión y jerarquía del poder civil, respetando los estándares sobre usos de la fuerza y cumpliendo la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El país requiere con urgencia una Policía que esté al servicio de la ciudadanía y permita fortalecer la Democracia.

Síguenos