Tiempos mejores, solo para algunos




El indicador de aprobación del Gobierno de Adimark, correspondiente al mes de agosto de 2018, nos muestra una fuerte baja en el respaldo del Gobierno, el que sólo cuenta con un 48% de aprobación, lo que implica una baja de 4 puntos en relación al mes anterior. Lo mismo ocurre en cuanto a la desaprobación que llega a un 47%, mostrando un incremento de  6 puntos, en relación a julio.  Estas cifras son sin duda preocupantes y representan una alerta para el Gobierno que tan sólo lleva 5 meses en el poder, y ya comienza a experimentar una fuerte desaprobación ciudadana.

Pero, ¿Por qué se produce esta fuerte baja en el respaldo ciudadano hacia el Gobierno? Al respecto explicaciones pueden haber muchas, pero sin duda los errores no forzados del Gobierno en los nombramientos del cambio de gabinete, el mal manejo político en la tramitación del proyecto de salario mínimo, o acciones sin sentido como colgar naranjas decorativas en el patio de La Moneda, nos van mostrando el problema de fondo que presenta el Gobierno: una sorprendente incapacidad política para gobernar y una permanente incapacidad para mantener la agenda, lo cual resulta llamativo considerando que es la segunda vez que la derecha llega La Moneda, desde el retorno a la democracia.

Por ello, resulta difícil comprender errores como la falta de coordinación del ejecutivo con el congreso al momento de discutir los proyectos relevantes para el Gobierno, lo cual denota una falta de trabajo pre legislativo y ausencia de manejo político, talves sólo explicable por la constante dicotomía entre los llamados a la unidad nacional por parte del Presidente Piñera, por un lado, y sus constantes ataques a las oposiciones, por parte del mandatario o bien por la inexperiencia y la ausencia política del Ministro Blumel.

Junto a lo anterior, vemos como comienza a diluirse la idea de “los tiempos mejores” para una parte importante de la población.  Lo anterior,  queda de manifiesto en el mismo estudio de Adimark que muestra que la aprobación del Gobierno alcanza un 40% en el nivel socioeconómico bajo, mientras que en el nivel medio es 53% y en el alto 57%. Estas cifras dan una señal importante en el sentido de que “los tiempos mejores” llegaron sólo para algunos, y los ciudadanos, y particularmente los de los sectores más vulnerables, comienzan a sentirlo.

Mientras el Gobierno siga centrando los esfuerzos en las cifras macroeconómicas, pero no avance en resolver los problemas de la desigualdad, y en responder a las necesidades urgentes de la ciudadanía, difícilmente los sectores más vulnerables y la clase media puedan sentir la llegada del progreso y el desarrollo, y seguirán sintiendo que “los tiempos mejores” son solo para algunos, sumado esto a los permanentes errores no forzados del gobierno, nos mostraran bajas importantes en la aprobación en lo que queda del Gobierno.

Síguenos